Participa con nosotros en la próxima reunión de Afirmación México, nuestras noches de hogar brindan un espacio donde podrás sentir un espíritu de hermandad y unión, aprende de los mensajes del Evangelio que serán compartidos y siente el Espíritu testificar que sea cual sea el camino que has elegido, puede ser afirmado por Dios.Aprende poco a poco a reconciliar tu fe dentro del mormonismo con tu vida como parte de la comunidad LGBT.Asiste tu sólo, con tu familia y amigos o con tu pareja, no te arrepentirás.

Ahora nos podrás visitar en blog se mantendrá online durante un tiempo, para que los lectores puedan leer el archivo, y los artículos posteados aquí.

Si deseas intercambiar links, pedir prestado artículos o cualquier otra cosa, postea un comentario en el artículo mas reciente posteado en la página de "El cerebro habla", o bien, escríbeme un mail a [email protected] eres parte del blogroll de este sitio.

Tu link también aparece en el nuevo sitio (si no es así, escribeme a los contactos anteriores).

A la vez te pido de favot que en tu blogroll cambies el link anterior por el nuevo.

Es muy común ver gente que busque superarse personalmente, esa gente que compra libros, va a la iglesia, a pláticas, a cursos.

Da gusto que haya gente que busque realizarse personalmente, y no buscar ambiciones que a veces lleguen a ser enfermizas (a ver si no me desconectan mi linea Prodigy por lo que acabo de decir).

Pero así como se oye muy bonito y muy positivo, todo esto de la superación personal; hay que tener mucho cuidado a la hora de buscar (mas bien cuando te ofrezcan), porque uno podría caer en un completo lavado de cerebro.

La actividad se llevará a cabo el domingo 22 de Febrero del 2015 a las pm en la Casa de los Amigos, ubicada en la calle Ignacio Mariscal #132, colonia Tabacalera, delegación Cuauhtémoc, México D. Ese mandamiento, que repitió tres veces, era sencillo pero difícil: “Que os améis los unos a los otros, como yo os he amado”.

La enseñanza de amarse los unos a los otros había sido una enseñanza esencial del ministerio del Salvador.

El segundo mandamiento más grande es: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Pero el mandamiento de amar a los demás tal como Él había amado a Su rebaño fue para Sus discípulos y lo es para nosotros un desafío singular.

De hecho, el amor es la esencia misma del Evangelio, y Jesucristo es nuestro ejemplo.